Ir a: Lecturas del Día (Página apta para celulares)
Lectura/s, Salmo/s y Evangelio, (Se puede seleccionar el día). También esta disponible la Liturgia de las Horas. (Se puede seleccionar fecha a ver)...
bienaventurados.com.ar
Un farol, um test de organicidad y los “vestigios” de Dios en la Creación
Martes 0 0000 | 00:00 am
:
   
Un farol, um test de organicidad y los “vestigios” de Dios en la Creación
Marcos Machado -

Imagínese el lector navegando por la costa de California y verse de frente, estando próximo a Richmond, con el Farol East Brother, cuya historia, lejos de la vida agitada de las grandes ciudades y junto al mar calmo, alguien le narrara...

Edificado en el año 1873 para auxiliar la navegación en la Bahía de San Francisco, la East Brother Light Stationes estuvo a punto de ser destruida. Pero en un momento muy oportuno una sociedad norteamericana, sin fines de lucro, la compró con autorización de la Guarda Costera. Gesto que no se tiene sin un sentido de organicidad, de belleza y de aprecio por la historia patria.

Desde 1979 el Farol funciona como una de las más conocidas y destacadas posadas y cafés de California y figura en el Registro de Lugares Históricos.

Los ingresos son utilizados para mantener el edificio y pagar los gastos del matrimonio que tiene a su cargo su conservación. El establecimiento está abierto cuatro días por semana y disponible para su uso durante el día y eventos especiales.

Ubicada en una pequeña isla al norte del puente Richmond-San Rafael, la posada está buscando candidatos para reemplazar al actual matrimonio guardián que se jubila en abril.

Un salario de 130 mil dólares anuales espera al nuevo matrimonio guardián. Pero es necesario que por lo menos uno de los cónyugues tenga el permiso de operador de barco comercial de la Guarda Costera. Tareas: servir el desayuno, las comidas, ofrecer servicio de transporte a los huespedes, además de las otras tareas como cocinar y arreglar los cuartos. La culinario debe ser de buena calidad.

¿Qué preservar y qué innovar?
Uma vez narrada la historia del Farol East Brother, su ubicación privilegiada y su arquitectura — que innegablemente atrae y encanta a los viajantes — queda por responder una pregunta: ¿por qué se debe conservar los monumentos, faroles, plazas y lugares históricos?

La vorágine de la modernidad de las primeras décadas del siglo XX barrió de nuestras ciudades brasileñas las lindas casas, las avenidas arboladas, las plazas, las fuentes y los encantos de otros tiempos.

Fue la avasalladora oleada americanista hollywoodiana, que hizo que Occidente se sometiera a la “modernidad”.

Vestigios de Dios
La llave del problema la encontré en el comentario del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira que resumo a continuación:

¿Sería legítimo al hombre, por ejemplo, destruir el Corcovado para construir allí una super estación de trenes...?

Es decir, una primera percepcipon, sin mayores raciocinios, nos convence de que aquello no debería ser destrido y que un orden profundo de cosas quedaría herido, lo que haría inmoral aquella acción si no tuviera una verdadera justificación.

Puede parecer un tanto filosófico el raciocinio, pero es muy claro: la destrucción de algo que existe, sobretodo si existe de una manera excelente, nos da una sensación contraria al orden natural de las cosas porque, en último análisis, el orden natural de las cosas es el orden natural del ser.

San Buenaventura afirma: “La Creación del mundo es como un libro en el cual resplandece, se manifiesta y se lee a la Santísima Trinidad creadora en tres grados de excelencia, es decir, como vestigio, como imagen y como semejanza” (San Buenaventura, Breviloquium, 2-12).

“Imagen y semejanza” se aplican únicamente a los hombres, porque tienen alma; “vestígios”, a los seres irracionales.

Las obras nacidas de las manos del hombre -como o farol East Brother — son, según Dante, Dante, “nietas de Dios”.
Actuó muy bien, por lo tanto, a corporación norteamericana que adquirió y preservó el East Brother Light Station. Del mismo modo proceden los habitantes de Río de Janeiro preservando el Pan de Azúcar, e Corcovado, el Oteiro de la Gloria, el Largo del Boticário etc. Son “reflejos de Dios” y nada tienen que ver con el error del panteismo según el cual todo es Dios.

Sepamos luchar contra la falsa modernidad que destruye las bellezas naturales o aquellas obras humanas que, de algún modo, reflejan los “vestigios” del Creador.

Ese es el sentido de la verdadera preservación de las bellezas naturales, muy diferente de una fanática ecología que mal distingue la presencia de los bello o de lo feo en la naturaleza.
https://www.abc.es/viajar/alojamientos/abci-ofrecen-114000-euros-cuidar-historico-faro-hotel-201901090201_noticia.html[/n ]

[n]
]